Nayib Bukele, candidato de Gran Alianza por la Unidad Nacional, encabeza el conteo en una “tendencia irreversible”, informa la autoridad electoral * Observadores internacionales avalan elección.

Por José Arturo Batarse Orantes
Colaborador y Redacción Latitud 45

SAN SALVADOR/MONTREAL, 4 febrero 2019.— Entre incidentes menores y bajo la vigilancia de observadores internacionales se llevaron a cabo este domingo las elecciones presidenciales en El Salvador, donde Nayib Bukele, de Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), se alzó con la victoria, según confirmó el Tribunal Supremo Electoral al anunciar a última hora una “tendencia definitiva e irreversible” en favor del abanderado de GANA con 53.78% de la votación.
   Sin mayores contratiempos se realizaron las elecciones presidenciales anunciadas para este año por el Tribunal Supremo Electoral de El Salvador conformado por cinco magistrados. Cuatro Candidatos se disputaron la elección: Hugo Martínez por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN); el empresario Carlos Calleja, de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA); Nayib Bukele, de Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) y Josué Alvarado por VAMOS.
   La jornada inició con el pie derecho con la instalación de casillas. La jornada avanzó sin los acostumbrados zafarranchos, por lo que se vivió un clima de tranquilidad. Hubo un gran número de observadores electorales y prensa internacional.

   A pie de urna en la capital se pudo observar una gran afluencia de votantes, aunque más tarde la autoridad electoral informó que el abstencionismo fue elevado a nivel nacional. De hecho, declaró que el abstencionismo alcanzó un récord histórico de 55%, es decir, 15.8% más que en la elección presidencial de 2014.
   Al cierre de las casillas no se reportaron incidentes graves, por lo que esta jornada histórica se viste de transparencia y legalidad.
   Se tenía contemplada una segunda vuelta para el domingo 10 de marzo, si ninguno de los candidatos no hubiera conseguido la mitad más uno de los votos emitidos; sin embargo, el candidato de GANA, Nayib Bukele se levantó ayer con el triunfo al haber obtenido el 53.78% de la votación, seguido muy de lejos en el segundo lugar por Carlos Calleja abanderado de ARENA, quien obtuvo en 31.62%.
   Para el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, partido en el gobierno fue un terrible revés, en virtud de que su candidato Hugo Martínez obtuvo 13.77% de los votos. En el sótano quedó el candidato de VAMOS, quien no logró alcanzar ni el 1%.
   Con este resultado el joven ex-alcalde de Nuevo Cuscatlán y de la capital, San Salvador, asumirá la presidencia de El Salvador el próximo 1 de junio, sustituyendo a Salvador Sánchez Cerén.

    Durante su campaña Bukele prometió combatir la corrupción que provoca la salida de cientos de sus compatriotas hacia Estados Unidos principalmente, donde no son bien vistos por Washington.
    El pasado mes de enero el presidente estadounidense Donald Trump puso al borde de la expulsión a 200 mil salvadoreños, al poner fin al Programa de Protección Temporal para migrantes salvadoreños; éstos tienen hasta el 9 de septiembre de 2019 para salir de Estados Unidos o encontrar una forma de regularizar su estatus.
   En este sentido, el gobierno de Canadá busca disuadir a los migrantes salvadoreños a cruzar a este país desde la frontera con Estados Unidos, “lanzando una campaña de información sobre el sistema de inmigración canadiense”, informó hace unos días en Ottawa el ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía, Ahmed Hussen.